Doma Clásica/ Alta Escuela

classical-equitation-header

      Aquí en Centro Ecuestre la Luz estamos entrenando caballos y jinetes en la forma clásica. La equitación proviene de siglos de estudios realizados por grandes maestros. Estos conocimientos han sido transmitidos en la literatura, por habla y ejemplos en las mejores escuelas de equitación del mundo. Esta basado en el amor y el respeto por los caballos y en la consciencia de la importancia de prepararlo mental y físicamente para poder llevar al jinete. Esto siendo lo esencial para mantener sus piernas y espalda sanas, conservar el movimiento natural y permitir el flujo de la energía. De hecho, un apropiado entrenamiento gimnástico puede incluso mejorar la naturaleza.

   Junto con la doma del caballo, el jinete debe esforzarse a conseguir el asiento clásico, que es, simplemente,  una postura natural correctamente equilibrada. Ya que con sólo la postura, el jinete puede guiar el caballo con cuidado y precisión mientras siente la respuesta del caballo.

   En doma clásica/alta escuela no hay necesidad de artilugios que fuerzan al caballo a hacer una posición que crea tensión y confusión.  Una muserola demasiada apretada causa tensión y dolor, la movilidad de la mandíbula es de vital importancia, para que el caballo sea ligero, esté relajado, atento y mantenga el flujo de la energía. Además, una mandíbula apretada significa una espalda tirante que va causar daño físico al caballo cuando lo estas montando, la movilidad de la grupa está directamente conectada con la mandíbula. 

   Por supuesto, debemos recordar que lo mismo se aplica al jinete – tensión que se acumula en la mandíbula bloquea la agilidad del asiento de acompañar, evita que las piernas cuelguen de forma relajada de la cadera, que imposibilita su efectividad como  ayudas y da lugar a brazos, manos y dedos tensos, previniendo el tacto delicado de las riendas. Junto con la equitación, hacemos mucho trabajo desde el suelo, que es una ayuda imprescindible  en el entrenamiento de los caballos y jinetes, y especialmente en la reeducación. Para el jinete le da la oportunidad de observar el movimiento del caballo, como trabaja su espalda, la zona de la cabeza, la libertad de los hombros, el ritmo y la sensibilidad. Además, para desarrollar el modo de trabajo ecuestre y el conocimiento de la gimnasia. Para el caballo, aprende la relajación, el ritmo, la flexibilidad, la aceptación de las ayudas, a llevarse a sí mismo hacia adelante en equilibrio, curvarse y moverse lateralmente. Los dos (jinete y caballo) aprenden a trabajar ligeramente y en harmonía.

    Trabajo a pie de suelo incluye – Trabajo en libertad, trabajo con cuerda, trabajar con riendas largas, trabajo en mano y flexiones.

    Cuidado – trabajo a pie de suelo, especialmente trabajo en mano y flexiones, es un trabajo muy delicado que debe ser aprendido de una persona con experiencia . Cuando se hace mal, puede alterar al caballo y hacerle temer la fusta.

    Hay varios libros excelente sobre el tema de doma clásica / alta escuela así que no hay necesidad de profundizar demasiado aquí, sobra con decir que el estudio de estos estudios es esencial junto con la experiencia larga y práctica. No hay atajos, es un camino para la vida, un viaje para gozar y una experiencia para vivir con intensidad, hecho con el objetivo de disfrutar, para el amor de caballos y el arte.